Último momento

Cristina, procesada con prisión preventiva por la causa de gas licuado

Lo dispuso el juez Claudio Bonadio, quien volvió a solicitar el desafuero de la actual senadora nacional.

Cristina Fernández de Kirchner fue procesada por el juez federal Claudio Bonadio en la causa que investiga el presunto pago de sobreprecios en la importación de Gas Natural Licuado.

La misma medida fue dispuesta para el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y el ex subsecretario de Control y Coordinación del ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta, quienes ya se encontraban detenidos.

También fueron procesados el ex titular de Enargas, Walter Fagyas, al ex secretario de Energía, Daniel Cameron y el empresario Roberto Dromi –ex ministro durante la gestión de Carlos Menem- y su hijo.

La ex presidenta está imputada por los delitos de “cohecho pasivo o defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta, ambos en calidad de coautora, los cuales concurren en forma real” con los cargos por los cuales ya se la procesó en la denominada “causa de los cuadernos”.

Bonadio incluyó el pedido prisión preventiva e insistió en pedir el desafuero al Senado de la Nación. También amplió el embargo que ya tenía la senadora en la causa por los cuadernos de la corrupción a mil millones de pesos, porque se trata de investigaciones vinculadas.

La investigación del juez Bonadio apunta a una maniobra defraudatoria, con un grave perjuicio económico, que se habría concretado mediante el pago de GNL a precios superiores a los del mercado. En total desde 2008 a 2015 arribaron al puerto de Bahía Blanca un total de 232 barcos con GNL y al de Escobar otros 265 para descargar GNL.

Se trata de la segunda vez que el ex ministro de Planificación y Baratta son procesados por Bonadio por esta causa. La anterior fue en octubre de 2017 y provocó la detención de Baratta días antes de las elecciones, y aceleró el pedido de desafuero de De Vido, también investigado por el caso Río Turbio. Sin embargo, en un fallo dividido, la Cámara Federal dictó la falta de mérito de todos los implicados en base a una serie de cuestionamientos al peritaje que se usó para evaluar los sobreprecios. Baratta fue liberado pero De Vido no porque era investigado en la causa Río Turbio.

Pese al revés de la Cámara Federal, Bonadio ordenó nuevos peritajes y llegó a la conclusión de que, otra vez, el Estado pagó el GNL con sobreprecios. Pero esta vez no sólo responsabilizó a De Vido y Baratta sino que procesó también a la ex presidente y habló de una asociación ilícita.

Pericias

En esta causa también está procesado por falso testimonio al autor de la pericia clave que gatilló la detención, previo desafuero como diputado, de De Vido. El perito David Cohen fue embargado por un millón de pesos y le prohibieron la salida del país.

Cohen fue procesado por el juez Sebastián Ramos, acusa de falsear una pericia, aportando falsa información, e incluso plagiada, de trabajos universitarios.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*