脷ltimo momento

C贸mo se gestionan y cu谩nto cuestan los perfiles falsos en Twitter

Un esc谩ndalo, un concepto o un producto son solo algunos de los ejemplos que se pueden instalar o promocionar en twitter a trav茅s, de cuentas falsas -ya configuradas, con foto, biograf铆a y tuits publicados-, las cuales se manejan desde sistemas especiales para gestionarlos.

twii

Un esc谩ndalo, un concepto o un producto son solo algunos de los crecientes ejemplos que se pueden instalar o promocionar en Twitter a trav茅s de la contrataci贸n de cuentas falsas (o “fakes”) -ya configuradas, con foto, biograf铆a y tuits publicados-, las cuales se manejan desde sistemas especiales para retuitear contenidos o difundir un hashtag para crear tendencias.

tw

“La compra de cuentas fake -que se puede elegir por segmentaci贸n- junto con la promoci贸n de una idea o un producto, por ejemplo, es parte de un servicio que se puede contratar y que est谩 creciendo cada vez m谩s”, explic贸 a T茅lam un especialista en este negocio de iniciales J.A. que prefiri贸 reservar su identidad.

“Todo este paquete se vende como un servicio y su costo parte de los 100 d贸lares en adelante, aproximadamente”, detall贸, aunque aclar贸 que “no hay un tarifario establecido”.

Este fen贸meno, que muchas veces es utilizado con fines maliciosos, se engloba dentro de lo que se llama como Growth Hacking, un t茅rmino que se utiliza en programaci贸n, marketing y redes sociales para, por ejemplo, hacer crecer la audiencia de un sitio.

Existen plataformas online que venden seguidores con precios que rondan los casi dos d贸lares por 1.000 cuentas
“A m铆 me consultan desde pol铆ticos hasta empresas, desde programas de televisi贸n hasta agencias internacionales de medios. Es un servicio de ‘viralizaci贸n asesina'”, calific贸 el J.A., y aclar贸 adem谩s que este tipo de mecanismos tambi茅n puede usarse para “fines solidarios”.

El especialista enumer贸 algunos trucos que se suelen usar, como la programaci贸n de un tuit por d铆a para que las cuentas fake no sean distinguidas como abandonadas o “dormidas” por las herramientas de auditor铆a.

Tambi茅n cont贸 que algunos de los paquetes de cuentas falsas publican tuits que son 煤nicos, o sea que no se repiten entre perfiles para que no se distinga que provienen de un mismo lugar.

Adem谩s, precis贸 J.A., no se puede hacer todo desde una misma direcci贸n IP.

“Todav铆a algunos piensan que la cuenta fake es la que tiene la foto del huevito, pero esto ya no es m谩s as铆”, asegur贸, y sostuvo que las cuentas “truchas” que se pueden comprar ya tienen foto de perfil, una biograf铆a personalizada y algunas publicaciones ya realizadas.

Por otro lado, explic贸 que existen plataformas online que venden seguidores con precios que rondan los casi dos d贸lares por 1.000 cuentas.

Pero “existe otra forma de conseguir seguidores, y es a trav茅s de algunas aplicaciones” que se venden como atractivas, advirti贸 el especialista.

“Hay algunos jueguitos en Twitter, como por ejemplo uno que te desaf铆a a hacer un test de inteligencia, entonces cuando el usuario cliquea y autoriza a la aplicaci贸n, su cuenta de Twitter queda como ‘cautiva'”, indic贸.

Lo cierto es que una vez que se consigue una determinada cantidad de cuentas cautivas, a trav茅s de una herramienta que permite contabilizarlas, se puede publicar un tuit en nombre de esa cuenta que es real, y luego borrarlo.

As铆, una cuenta real publica un tuit que est谩 unos minutos en el timeline y puede generar interacci贸n, hasta que los administradores de la cuenta cautiva lo borran y el usuario nunca se da cuenta de lo que pas贸, explic贸 la fuente.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*