√öltimo momento

Cómo funciona el sistema de reconocimiento facial masivo del FBI

Se trata de un sistema que no solo tiene acceso a fotos de criminales sino a las de millones de usuarios que nunca fueron condenados por ning√ļn delito. En Estados Unidos cuestionan su efectividad y consideran que vulnera la privacidad de los ciudadanos

face

Cuando uno sube una foto a Facebook, la red social utiliza un algoritmo para identificar quién está en la imagen y ofrece, en función de eso, la opción de incluir una etiqueta. Ese sistema puede gustar o no pero al menos el usuario se entera de lo que sucede.

Algo similar puede estar ocurriendo con un sistema de reconocimiento facial masivo que emplea el FBI que no solo almacena imágenes de criminales sino que también incluye en su base de datos los rostros de millones de ciudadanos que jamás quebrantaron la ley.

Pero, a diferencia de lo que ocurre con Facebook, en este caso la gente no se entera de que su imagen est√° siendo escaneada por un programa de reconocimiento facial.

El problema es que el sistema podría poner a millones de ciudadanos bajo sospecha debido a algunas fallas de seguridad.

El FBI tiene acceso a más de 410 millones de fotografías de rostros. Además de la información en su base de datos, llamada NGI-IPS, la agencia puede pedirle al Departamento de Estado fotos de pasaportes y al Departamento de Defensa, así como a 16 estados, fotos de licencias de conducir. Y está negociando con otros 18 estados para también obtener acceso a sus registros faciales. Así lo detalló un informe de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (Government Accountability Office, GAO)

El problema es que el sistema podría poner a millones de ciudadanos bajo sospecha debido a algunas fallas de seguridad.

Desde 2011, distintas fuerzas policiales intentaron atrapar sospechosos haciendo miles de b√ļsquedas en las bases de datos de licencias de conducir. Pero el FBI no hizo suficientes testeos para asegurarse de que el sistema funcione bien, destac√≥ la GAO.

Por lo general, al ingresar el rostro de un sospecho en el NGI-IPS se obtiene una coincidencia. Eso es todo. Pero resulta que los agentes pueden pedirle al sistema que les d√© un listado con posibles coincidencias a partir de una foto, con el objetivo de comparar mejor los resultados. Uno puede solicitar que el listado incluya entre dos y 50 posibilidades. El problema es que el FBI no sabe con qu√© frecuencia la funci√≥n de b√ļsqueda produce falsos positivos.

La base de datos puede terminar asociando la foto de un sospechoso con los datos de una persona completamente diferente. Los problemas de detecci√≥n pueden ser a√ļn mayores cuando el rango de la lista es menor, pero el FBI no hizo las pruebas necesarias para evaluar eso, seg√ļn el informe.

La falta de precisi√≥n y revisi√≥n se extiende a otras bases de datos que no son del FBI y que la polic√≠a tambi√©n emplea en sus b√ļsquedas, como por ejemplo las de los distintos estados.

“El FBI hizo acuerdos para acceder y buscar entre las fotos de las licencias de conducir y los pasaportes. Pero hasta tanto los funcionarios de esa agencia no puedan asegurar que la data que reciben es lo suficientemente confiable y precisa, no est√° claro si esos acuerdos son beneficiosos para el FBI. Tampoco se puede descartar que se investigue a gente inocente”, se destac√≥ en el informe.

“Cuando la gente va a sacar la licencia de conducir, no se imaginan que sus rostros ser√°n escaneados y buscados miles de veces por el FBI”, dijo √Ālvaro Bedoya, director ejecutivo del Centro de Privacidad y Tecnolog√≠a de la Universidad de Georgetown.

“No esperan que sus rostros sean parte de un sistema de b√ļsqueda digital. Es posible que lo que est√° haciendo el FBI sea legal, pero no est√° bien”, remarc√≥.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*