√öltimo momento

Chubut es la primera provincia en incluir el aceite de cannabis en el sistema de salud

El gobernador Mario Das Neves promulg√≥ la ley “I N¬į588” por la cual se incorporando ese producto al vadem√©cum de la salud p√ļblica para el tratamiento del “s√≠ndrome de Dravet”, m√°s conocido como epilepsia.

canabis

De acuerdo con la nueva legislaci√≥n, el “aceite de marihuana” ser√° provisto en los hospitales p√ļblicos y se incorpora al vadem√©cum de la obra social “Seros” que brinda cobertura a los empleados de la administraci√≥n p√ļblica del Chubut.

“Incorp√≥rase al vadem√©cum de salud p√ļblica de la provincia como tratamiento alternativo el Charlotte Web o aceite de cannabis, para el tratamiento del s√≠ndrome de Dravet y otras patolog√≠as que crea conveniente el ministerio de salud de la provincia” dice la flamante norma en el art√≠culo primero.

El siguiente artículo de la ley sancionada por unanimidad por la legislatura en agosto pasado, incorpora el medicamento alternativo a la obras social Seros.

El autor del proyecto en la legislatura unicameral del Chubut, Gustavo Fita (FPV) se mostr√≥ en di√°logo con T√©lam “muy satisfecho con todos porque de ahora en m√°s las familias chubutenses que necesitan el aceite de cannabis para el tratamiento de una enfermedad ya no van a tener que viajar a la aduana de Buenos Aires para buscarlo y podr√°n estar m√°s tranquilas”.
“Esto sin dudas va a acercar a m√°s gente a esta medicaci√≥n que baja la cantidad de convulsiones en pacientes que sufren epilepsia de 60 episodios a 2 o 3 por semana y de menor intensidad”, sostuvo.

El diputado provincial es oriundo de Comodoro Rivadavia, ciudad que ya había dictado una norma a nivel de Concejo Deliberante donde reclamaron que el aceite de cannabis sea incorporado al vademécum.

A su vez, los concejales se movilizaron por la historia de Micaela que desde muy temprana edad sufre repetidas, fuertes y prolongadas crisis convulsivas, caus√°ndole deterioro cognitivo, perdidas de pautas madurativas, intenso dolor, problemas motores y sufrimiento.

“La madre de Micaela recorri√≥ de manera permanente centros hospitalarios, cl√≠nicas, adem√°s de constantes consultas y tratamientos con reconocidos profesionales en la enfermedad que la aqueja, realizando hasta 8 viajes anuales a la ciudad de Buenos Aires con estad√≠as prolongadas”, detall√≥ Fita quien se reuni√≥ con la afligida madre en reiteradas oportunidades.

A trav√©s de la medicina tradicional, Micaela lleg√≥ a ingerir 27 pastillas diarias que no mejoraron sustancialmente su cuadro cl√≠nico, descart√°ndose propuestas quir√ļrgicas por la baja chance de √©xito en el control de sus crisis y por tener una epilepsia multifocal, siendo una de las pacientes mas estudiada en la Argentina e inclusive fuera del pa√≠s.

Fita relat√≥ que las secuelas de m√°s de 12 a√Īos de convulsiones afectaron adem√°s la calidad de vida y funcionamiento familiar, sin saber la suerte de Micaela ya que “su estado fue empeorando con hasta 10 convulsiones por d√≠a, de las cuales muchas alcanzaron hasta 35 minutos ininterrumpidos”.

El legislador provincial describi√≥ que “todo esto fue configurando una situaci√≥n desesperante sobre todo porque el s√≠ndrome de Dravet tiene una tasa de muerte s√ļbita del 18 % y llego al punto de ser asistida con oxigeno durante las 24 horas y la utilizaci√≥n de sonda para alimentarla”.

Paralelamente al tratamiento que le ofrec√≠an los manuales de la medicina cl√°sica, la madre de Micaela dio con una terapia alternativa en base a aceite de “charlotte web”, por un caso similar que enfrentaba una ni√Īa de la ciudad norteamericana de Colorado Springs, que tuvo una mejor√≠a instant√°nea del cuadro de epilepsia, recuperando paulatinamente motricidad, habla y cognici√≥n.

En di√°logo con T√©lam, Carola, la mam√° de Micaela, revel√≥ que “en principio era un poco reacia a aplicar el tratamiento alternativo con aceite de cannabis, incluso despu√©s de haberlo adquirido legalmente por un proceso de importaci√≥n que demando un sinn√ļmero de tramites burocr√°ticos”.

“Pero el agravamiento del cuadro hizo que comenzara a usarla casi obligada por las circunstancias y as√≠ encontr√© inmediatos resultado respecto a la cantidad de episodios convulsivos, pasando de 10 diarios a 2 o 3 por semana y de menor intensidad” explic√≥.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*