Último momento

Buscan frenar la candidatura de Trump

Decenas de delegados republicanos participan en un creciente movimiento para impedir que logre la candidatura presidencial del partido, que según apuntó este viernes The Washington Post se ha convertido en el esfuerzo mejor organizado hasta ahora.

201530_story__trumpet

La disconformidad de parte del partido acompaña al controvertido multimillonario desde que hizo pública su candidatura en junio de 2015.

A cuatro semanas de la convención partidaria, el malestar parece haber alcanzado un nuevo pico tras las últimas declaraciones de Trump y los malos resultados de las encuestas.

Trump emergió como el candidato más fuerte de las internas y se aseguró una mayoría de los delegados para lograr la candidatura en la convención de Cleveland.

Las críticas del partido al recién llegado a la política se basan en varios motivos: en primer lugar, la campaña de Trump contra un juez de origen mexicano que sigue un proceso contra el magnate.

Varios importantes republicanos cuestionan esta injerencia en la justicia y consideran que tiene motivos racistas.

Además, cuestionan la reacción de Trump tras el atentado de Orlando, que muchos consideran totalmente inadecuada por su contenido y por el tono utilizado por el candidato.

Desde que se convirtió en el único candidato en carrera, Trump no fue capaz de unir al partido. Las últimas encuestas muestran además una creciente ventaja de la virtual candidata demócrata Hillary Clinton frente a Trump.

“Este movimiento es literalmente ‘cualquiera menos Trump'”, dijo a The Washington Post el delegado Kendal Unruh, considerado el líder del grupo.

“Debemos garantizar que Trump no se convierta en la cara de nuestro partido”, agregó, según consignó la agencia de noticias DPA.

La cúpula del partido ha mantenido en los últimos días una llamativa distancia ante las dudas sobre la candidatura del multimillonario. El poderoso presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, apoya oficialmente a Trump, pero mantiene una postura algo ambigua.

El diario The Washington Post lo citó en una entrevista con “Meet the press”, que será emitida el domingo, en la que Ryan brinda un particular consejo a los delegados a la Convención: “Lo último que haría sería aconsejar a alguien que haga algo que vaya en contra de su conciencia”.

Esta llamativa frase puede entenderse como un respaldo a la campaña anti Trump, que intenta imponer una especie de cláusula de conciencia antes de la convención que eximiría a los delegados de votar por Trump, pese a los resultados de las primarias. Estos deberían poder votar a quien quieran.

Trump reaccionó a esto con un comunicado: “Gané 14 millones de votos, muchos más que cualquier otro candidato en la historia de las primarias republicanas. Tengo un apoyo increíble y logré la mayor cantidad de público”.

“Cualquiera de estos intentos sería no sólo ilegal, sino un castigo a las millones de personas que están de acuerdo con lo que digo”, señaló.

Hasta el momento, los intentos dentro del partido Republicano para frenar a Trump fueron poco coordinados, demasiado vacilantes o se desinflaron rápidamente. Trump, en tanto, deslizó recientemente que si los republicanos no lo apoyan seguiría solo su camino hacia la Casa Blanca.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*