脷ltimo momento

Bolsonaro confirm贸 que tiene coronavirus

Lo hizo frente a una multitud de periodistas en una rueda de prensa, en Brasilia. “Simplemente result贸 positivo”, dijo respecto al estudio al que se someti贸.

Jair Bolsonaro confirm贸 este martes al mediod铆a que dio positivo la prueba de coronavirus a la que fue sometido, pero afirm贸 que se siente “perfectamente bien”.

“Dio positivo, dio positivo”, dijo Bolsonaro a canales de TV en una rueda de prensa llevada a cabo en el Palacio de la Alvorada, en Brasilia, y, luego, agreg贸: “Estoy perfectamente bien”.

El presidente brasile帽o dijo que se hizo el test el lunes por la noche luego de haber comenzado el domingo con una “seria indisposici贸n”.

El cuadro se agrav贸 ayer con “malestar, cansancio, un poco de dolor muscular” y 38 grados de fiebre, agreg贸 el mandatario.

Pese a que una tomograf铆a hecha ayer por la tarde en el Hospital Militar no mostr贸 nada anormal, la persistencia de los s铆ntomas hizo que se resolviera hacer la prueba de coronavirus, explic贸.

Bolsonaro dijo que anoche se medic贸 con cloroquina, una droga para la malaria que no se recomienda para el coronavirus, y con el antibi贸tico azitromicina, y que luego de una segunda dosis de cloroquina, esta madrugada, ya sinti贸 una mejor铆a.

Agreg贸 que, aunque se siente bien, deber谩 tomar una serie de medidas “protocolares para evitar contaminaci贸n a terceros”.

Dijo que hab铆a recibido el resultado del test hac铆a una hora y que decidi贸 hacerlo p煤blico para que no hubiera ninguna duda sobre su estado:

“Estoy en el frente de combate. Yo no huyo de mis responsabilidades”, dijo.

Bolsonaro ha sido duramente criticado por minimizar la gravedad del coronavirus, al que varias veces calific贸 de “gripecita” pese a que la enfermedad ha hecho estragos en el pa铆s a su cargo.

Ayer, Bolsonaro dijo a CNN Brasil que hab铆a tenido “fiebre de 38 grados”, que es uno de los s铆ntomas de la enfermedad.

Antes, Bolsonaro hab铆a comunicado a un grupo de simpatizantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, que acababa de ir al hospital para hacerse una radiograf铆a del pulm贸n y que se iba a someter a otro test de Covid-19.

El jefe de Estado de Brasil, uno de los pocos l铆deres mundiales negacionistas del peligro de la enfermedad, que adem谩s rechaza las medidas de aislamiento social, iba con mascarilla cuando se acerc贸 a sus seguidores, con los que se tom贸 fotos, aunque intent贸 guardar algo de distancia por precauci贸n.

Bolsonaro se someti贸 anteriormente a otros tres test para detectar si hab铆a contra铆do el virus, que en Brasil ya deja 1,6 millones de infectados y cerca de 65.500 fallecidos, pero en todos ellos dio negativo.

Los resultados de los tres an谩lisis, que seg煤n el mandatario hab铆an dado negativo, pero que siempre se neg贸 a difundir en su integridad, fueron exigidos ante la Justicia por el diario O Estado de Sao Paulo, bajo la alegaci贸n de que, por tratarse del jefe de Estado, tienen “inter茅s p煤blico”.

Tras un largo camino judicial, un juez de la Corte Suprema determin贸 en mayo la divulgaci贸n de los ex谩menes, en los que efectivamente el resultado era negativo para los tres.

Esos ex谩menes le fueron realizados en marzo, tras una visita oficial a Miami, donde se reuni贸 con su hom贸logo estadounidense, Donald Trump, que tambi茅n ha minimizado la gravedad del coronavirus y rechazado las cuarentenas pese a que su pa铆s es el m谩s afectado por la pandemia.

La mitad de la comitiva que acompa帽贸 a Bolsonaro a Estados Unidos, formada por unas 40 personas, dio positivo para Covid-19.

Bolsonaro, que considera un “crimen” las cuarentenas porque, seg煤n 茅l, son una ruina econ贸mica para el pa铆s.

Con esta postura, viene subestimando la enfermedad y contrariando las recomendaciones sanitarias a nivel global desde el inicio de la crisis sanitaria en el pa铆s, hoy el segundo del mundo con m谩s muertes y casos.

Durante la emergencia y con las medidas de distanciamiento vigentes, el presidente brasile帽o se pase贸 en medio de la gente en barrios de Brasilia para conversar con los vecinos, muchas veces sin mascarilla, que es obligatoria en la capital de ese pa铆s.

Tambi茅n particip贸 en varias manifestaciones a favor de su Gobierno y en las que se ped铆a el “cierre” del Congreso y el Parlamento mediante una “intervenci贸n militar” que le mantuviera a 茅l en el poder y que provocaron aglomeraciones.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*