脷ltimo momento

Bolivia: 6 muertos m谩s en la recuperaci贸n de planta de combustibles en Senkata

En la ma帽ana de este mi茅rcoles se liberaron las primeras cargas de combustible y garrafas. El ej茅rcito dice que no dispar贸 un solo tiro.

La nafta se ha convertido en un s铆mbolo de la convulsi贸n que sacude a Bolivia desde hace semanas, y su escasez es una consecuencia de la enorme fractura social que afecta a todo el pa铆s. Los bloqueos de caminos se intensificaron con la salida de Evo Morales de la presidencia y su exilio en M茅xico y, desde entonces, el pa铆s afronta un problema de desabastecimiento de combustible y gas, que es especialmente visible en La Paz.

A las colas en algunos casos de kil贸metros en las estaciones de servicio de la ciudad se sumaron este martes nuevos episodios de violencia en las calles. Las fuerzas de seguridad reprimieron a un grupo de manifestantes que trataba de impedir la salida de camiones cisterna de una planta de combustible en Senkata, en el municipio de El Alto, uno de los principales focos de las protestas. Se confirm贸 anoche la muerte de seis personas 鈥攁l menos tres de ellas por impacto de bala鈥 y 30 han resultado heridas.

En la gasolinera T煤pac Katari del barrio de Sopocachi decenas de veh铆culos aguardan para repostar. Un grupo de trabajadores del sector del transporte lamenta que desde el pasado viernes no se logra encontrar combustible. Rub茅n Miranda, taxista, calcula que ha perdido aproximadamente 1.200 bolivianos, unos 170 d贸lares desde el estallido de la crisis. Celebra que el primer convoy con carburante haya logrado salir de El Alto, pero no conf铆a en que sea suficiente para resolver los problemas de abastecimiento. 鈥淣o va a ser tan f谩cil鈥, opina en referencia a los bloqueos, que no tienen visos de cesar.

Las primeras decisiones del Gabinete de Jeanine 脕帽ez, que asumi贸 el poder hace una semana sin el apoyo mayoritario del Parlamento, no han frenado la oleada de indignaci贸n desencadenada por la renuncia de Morales. El ex presidente se fue forzado por el Ej茅rcito, que seg煤n un decreto condenado por Naciones Unidas y varios organismos internacionales libra a los soldados que repriman las movilizaciones de responsabilidad penal. La militarizaci贸n de las calles de La Paz se hace cada d铆a m谩s evidente.

De hecho, El ministro de Defensa, Fernando L贸pez, asegur贸 que de las Fuerzas Armadas (FFAA) no sali贸 ni un solo disparo en esos hechos de violencia y consider贸 que debe esperarse el informe de autopsia y pericial para establecer las causas.

鈥淗ordas en estado inconveniente decidieron ingresar a la planta de Senkata con cachorros de dinamita, decideron voltear paredes con cachorros de dinamita, quemar veh铆culos y robar garrafas de gas, consideramos que lo que est谩 moviendo a esas personas es un mero vandalismo鈥, denunci贸 y asegur贸 que 鈥(los movilizados) est谩n recibiendo 贸rdenes, dinero, alcohol y coca para causar vandalismo, para causar terror, para causar p谩nico, solo con ese objetivo鈥.

Inevitable: el discurso nos remite a la ret贸rica de los procesos militares de la d茅cada del 70.

Mientras tanto, los pace帽os, est谩n preocupados por la falta de gasolina. Ante el desabastecimiento empieza a proliferar la venta informal de combustible. Un litro de gasolina cuesta en un surtidor 3,75 bolivianos (poco m谩s de 50 centavos de d贸lar). El precio en de la venta informal alcanza en la mayor铆a de los casos los 10 bolivianos, pero puede llegar hasta 15, incluso 20 en funci贸n de la zona.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*