Último momento

Bajo Grande: afirman que la contaminación es «astronómica»

Lo dijo el biólogo y querellante ante la Justicia Federal por la problemática, Federico Kopta. Los datos surgen de un análisis de policía ambiental de septiembre del 2019. Martín Llaryora se refirió al problema.

El biólogo y presidente del Foro Ambiental de Córdoba, Federico Kopta, se refirió con cifras, a las que calificó además de «astronómicas», a la comparación de Bajo Grande con el Riachuelo que hizo el intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, durante la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.

«En parámetros relacionados con contaminación de origen cloacal, la afirmación es cierta», indicó y agregó que, cuando se habla de «contaminación con bacterias coliformes fecales», los niveles que se permiten por legislación de vertido son de «mil bacterias cada 100 mililitros».

En contraposición, hizo públicos los datos que surgieron del análisis de policía ambiental en Bajo Grande el 23 de septiembre de 2019, «se estaban vertiendo más de 24 millones de bacterias coliformes fecales cada 100 mililitros», detalló.

«Esos son los niveles astronómicos de contaminación que genera Bajo Grande en cuanto a contaminación bacteriológica, más de 24 mil veces por encima de los niveles permitidos», dijo.

Explicó, además, que en enero de 2018 determinaron, a través de análisis, que hay permanencia de bacterias 36 kilómetros río abajo de Bajo Grande. «Los niveles de estas bacterias eran de 9.300.000, o sea, 9.300 veces por encima de niveles permitidos en Capilla de los Remedios», señaló.

Resaltó que el informe permitió demostrar «la permanencia de bacterias de origen fecal y, sobre todo, el riesgo sanitario de la población y el impacto en el ecosistema».

Kopta, junto al Foro, es además parte de la querella en la causa por la contaminación del Río Suquía, que tiene a su cargo la Justicia Federal y por la que están involucrados ocho funcionarios del gobierno municipal anterior.

Lo que dijo Llaryora

En su discurso de este domingo, el intendente se refirió a la problemática: «El colapso cloacal de Bajo Grande es tal vez la contaminación más grande que sufre Argentina. Algunos aseguran que es tal vez más importante que la del Riachuelo».

En ese marco, cuestionó a la gestión anterior: «Nos dejaron una ciudad prácticamente en ruinas, en emergencia ambiental y sanitaria. La crisis de contaminación de Bajo Grande es hoy un gran problema que hemos heredado».

En cuanto a la problemática y a las posibles soluciones, Kopta dijo: «No nos quedemos en que se hacen obras, se inauguran, cortan cintas y después se abandonan. Es fundamental que haya inversiones en tratamiento de efluentes cloacales y que, a su vez, tengan inversión en mantenimiento y gestión adecuada».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*