Último momento

Armas: implementan “controles aleatorios” en la Policía

La Provincia conformó departamento de Salud Mental en la fuerza. En 2018, 4 mujeres fueron asesinadas por efectivos de la fuerza.

No sin críticas a cuestas, por el olvido en el que permanecen varios proyectos en la Legislatura Unicameral sobre la temática, este jueves el gobierno de la provincia de Córdoba nombró a Marcela Santucho a cargo del flamante departamento de Salud Mental de la Policía de Córdoba.

Hay un caso reciente, el del efectivo Carlos Eduardo Monje, que asesinó a su pareja Magalí Ariana Pérez, de 20 años y su madre Nancy Beatríz Pérez, para luego suicidarse, que parece haber generado una rápida salida de parte de las autoridades.

A las dos últimas víctimas, se le suman las muertes de Cristina Rodríguez y Deolinda Díaz, en situaciones similares: uniformados que utilizan armas reglamentarias.

En ese sentido, Santucho afirma que “tenemos mucho trabajo por delante”. La referencia primordial es que la Policia sólo cuenta con ochenta profesionales del área psicológica para los alrededor de 22.000 efectivos.

Bajo las premisas de “ajustar más la selección de ingresantes”, prometió realizar “controles aleatorios” en las diferentes áreas, ya que en la actualidad sólo se analizan las situaciones en situaciones determinadas, más allá de la entrada a la fuerza y los respectivos ascensos.

“Para egresar del Instituto Policial se realizan evaluaciones que conllevan bastantes horas de trabajo, con técnicas proyectivas, estudios socio-ambientales y todos los elementos con los que uno se pueda valer para tomar una decisión”, refirió, en diálogo.

Santucho sostuvo que “debemos supervisar, controlar y fortalecer el trabajo que se viene haciendo”, con la idea de aprovechar el hecho de contar con un nivel orgánico superior.

A su vez, sostuvo: “A veces se presentan casos en los que, por más injusto que parezca, algún efectivo no está bien emocionalmente, y hay que retirarle el arma unos días. Por ejemplo, después de un enfrentamiento, un hecho que se da trabajando, siendo que tal vez protagonizó un hecho heroico”.

La temática acumula reclamos, por caso, de la legisladora Liliana Montero, que por su condición de licenciada en psicología hasta se ofreció a colaborar, además de encabezar proyectos integrales.

Es recordado el caso de Paola Fernández, quien conformó la denominada “comunidad de los 5”, que los días 5 de cada mes realiza una plegaria en nombre de sus hijos, de 10 y 12 años, asesinados el 5 de noviembre de 2013 por su pareja, Ariel Pedraza, integrante del Eter que luego se suicidó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*