脷ltimo momento

Argentina perdi贸 con EE.UU. y es subcampe贸n de la AmeriCup

El crecimiento en el segundo tiempo de EEUU. fue suficiente para quedarse con la victoria (81-76) y el t铆tulo en C贸rdoba.

Con el promedio de edad m谩s bajo del torneo (24.6) y sin el capit谩n Luis Scola (lesionado), la renovada selecci贸n argentina de b谩squet hizo un enorme torneo, lleg贸 a la final con autoridad y hasta supo dominar a Estados Unidos.

Sin embargo, el crecimiento del rival en el segundo tiempo fue suficiente para dar vuelta la historia y quedarse con la victoria (81-76) y el t铆tulo en C贸rdoba.

El primer cuarto del conjunto de Hern谩ndez fue excelente. Sali贸 con un nivel de intensidad y concentraci贸n superlativo, impuso su defensa, cuid贸 el rebote y lastim贸 con sus corridas para tomar diferencias, sobre todo a partir de las manos de Brussino, quien sum贸 12 puntos y 3 asistencias, con triples, volcadas y buenas descargas.

Deck estuvo muy activo (6), y Campazzo (dos tapas) y Garino fueron pilares atr谩s para el 22-15 (la diferencia toc贸 los nueve).

Lejos estuvo Argentina se aflojar el rendimiento, sino todo lo contrario. El trabajo defensivo fue fant谩stico y fue consumiendo a un rival sin respuestas.

Y adelante se fueron sumando varios. Saiz, con otra entrada genial de producci贸n instant谩nea (7 tantos); Laprovittola, s贸lido en la conducci贸n y con goleo (5 y 3 asistencias); y hasta Redivo mand贸 a cobrar el primer bombazo que tom贸. Campazzo, con un triple sobre la hora, le dio la m谩xima para llegar al descanso largo: 42-27.

Con apariciones de Deck, la Selecci贸n lleg贸 a sacar una ventaja de 20 (50-30), pero Estados Unidos reaccion贸. Endureci贸 su juego, se puso m谩s f铆sico, Argentina comenz贸 a trabarse y en el cierre del tercer cuarto apareci贸 un triple de Hearn para reducir el margen a seis (56-50).

La din谩mica no se modific贸 y la visita tom贸 el control. Por su juego f铆sico y porque el seleccionado perdi贸 el eje. Con triples de Hearn y varias penetraciones, los norteamericanos tomaron la delantera (65-61) a 5m27, que creci贸 a siete (70-63).

Argentina empuj贸, busc贸 la heroica desde las manos de Brussino y Campazzo, pero choc贸 contra sus propias fallas. Y el milagro, pese a tener una chance de empate en la 煤ltima, no lleg贸. De todas maneras, no hay nada para reprocharse. El camino hacia el futuro es el correcto.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*