脷ltimo momento

Argentina dio la vuelta ol铆mpica ante su gente

El equipo nacional desde el centro del campo tomaron la Copa Am茅rica ganada en tierras brasile帽a y de fondo llovi贸 el “dale campe贸n” atragantado desde el 10 de julio en comuni贸n: la gente y sus 铆dolos.

La luces se apagaron, las voces se encendieron, y el estadio Monumental se convirti贸 en un evento festivo despu茅s de la goleada sobre Bolivia por 3 a 0, con tres tantos de su capit谩n, de Lionel Messi.

Los jugadores comenzaron a saltar en el centro del campo, tomaron la Copa Am茅rica ganada hace poco en tierra brasile帽a con 脕ngel Di Mar铆a eternizado tras picarla. De fondo llovi贸 el “dale campe贸n” atragantado desde el 10 de julio en comuni贸n: la gente y sus 铆dolos, a los que vieron por televisi贸n por 17 meses y con la baja de casos de coronavirus se reencontraron en la prueba piloto dispuesta por el Gobierno Nacional.

El trofeo viaj贸 casi toda la vuelta en las manos de Nicol谩s Otamendi, el mismo que esa noche se encarg贸 de abrir las puertas del vestuario por Instagram, y al comp谩s de la m煤sica del rapero Luck-Ra y la actriz-cantante Jimena Bar贸n, y bajo una fina llovizna y los fuegos artificiales siguieron caminando y saltando.

“Qu茅 baile el Papu, la p鈥ue lo pari贸”, bromearon los hinchas para que el jugador de Sevilla haga sus pasos cl谩sicos que firm贸 hace unos a帽os en el f煤tbol italiano.

El exArsenal, de Sarand铆, se hizo cargo del pedido y tom贸 como pareja de baile a Nicol谩s Otamendi, con la Copa Am茅rica como testigo cercano, y con la risa de sus compa帽eros a cuestas.

El video realizado por la Asociaci贸n del F煤tbol Argentino (AFA) le trajo im谩genes a los recuerdos, Messi llorando ahora y hace casi dos meses en el Maracan谩, fue una s铆ntesis perfecta de la emocionante noche.

Se grit贸 el gol, el Monumental lo vivi贸 como el Maracan谩, y en el medio aparecieron Diego Maradona y Alejandro Sabella, ambos fallecidos en 2020, y en la cancha Sergio Goycochea condujo el evento con una mu帽eca como cuando tap贸 los penales en Italia ’90.

La banda de cumbia pop ‘Los Totora’ sigui贸 el itinerario mientras los futbolistas recibieron de la mano de los dirigentes diferentes premiaciones.

“Es ese amor que cubre el mar鈥”, son贸 con la m煤sica a todo ritmo desde la S铆vori baja y a los jugadores se los vio a todo vapor. Messi miraba, al tiempo que Rodrigo De Paul se soltaba y mostraba su talento como bailar铆n.

Otro que se anim贸 a dar unos pasos, con la timidez l贸gica, fue Lionel Scaloni. Y sobre el final llev贸 el trofeo como una ofrenda al p煤blico. La foto final en el medio confirm贸 la uni贸n de los jugadores “comprometidos”, seg煤n palabras del entrenador en la semana.

Todo sucedi贸 en minutos, nadie de los 21.000 privilegiados que volvieron a las grader铆as se movi贸. La vuelta a las canchas luego de tantos meses pudo m谩s que el fr铆o, el viento y la fina gar煤a. Las palmas acompa帽aron desde arriba. El ambiente result贸 ideal para quienes pagaron sus entradas: celebraci贸n, m煤sica, goleada y Messi feliz hasta las l谩grimas. Pero estas, como nunca, fueron de felicidad con la celeste y blanca sobre el pecho. Y con la pelota bajo el brazo por el triplete.

Comentar

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*