Último momento

Aprobaron la ley de cupo en festivales artísticos

Fue ayer en la última sesión de diputados. Gran agenda con perspectiva de género. ¿Qué significa este avance?

Mientras que la sesión de la Cámara de Diputados de ayer estuvo marcada por dos temas fuertes como la ley de alquileres o la de góndolas, leyes para intentar colaborar en la golpeada economía argentina, hubo otros 40 proyectos que tenían mucho contenido en materia de igualdad de género.

A temas como por ejemplo el desarme de los efectivos de las fuerzas de seguridad imputados en causas de violencia de género, se sumó un reclamo que viene cobrando fuerza y notoriedad desde hace varios meses. El de la ley de cupo en festivales de música.

En esos festivales también la desigualdad es moneda corriente. Esta iniciativa ya obtuvo media sanción en el Senado en mayo, y establece un piso del 30 por ciento de participación de mujeres en los festivales.

La norma, presentada por la senadora Anabel Fernández Sagasti (Unidad Ciudadana), y surgió como consecuencia del reclamo iniciado por más de 700 artistas de todo el país. Los artistas, agrupados, integraron el colectivo “X Más Músicas Mujeres en Vivo”. La movida que se replicó en todo el país contó además con el apoyo del Instituto Nacional de la Música.

“Todo evento musical que abarque a más de tres agrupaciones sobre un escenario es un festival para esta ley. También abarca todo lo que son programaciones anuales públicas y privadas. En un centro cultural público que tiene una programación anual, esta tiene que haber programado un 30% de agrupaciones con mujeres”, explicó a los medios la artista -y una de las impulsoras del proyecto- Celsa Mel Gowland.

Y la justificación es bastante sencilla. Desde la agrupación analizaron durante el 2018 las grillas de 46 de los principales festivales artísticos en seis regiones del país. El resultado del análisis no deja lugar a segundas interpretaciones. De 1605 agrupaciones musicales que pasaron por esos festivales durante un año, solamente 160 tenían una mujer en su conformación. Con esos números, llegamos al 10%.

En Córdoba

Nuestra provincia se autodefine como “tierra de festivales” y por lo tanto, entendemos que aquí la disparidad se nota más. El verano pasado la polémica quedó servida cuando José Palazzo se expresó sobre las bandas de Rock con mujeres o de mujeres. El productor y músico dijo que no había tanta cantidad de buenas bandas de o con mujeres. Después, pidió disculpas y explicó lo que en realidad había querido decir, pero lo cierto, es que su pensamiento es una generalidad. Afortunadamente, en tiempos de empoderamiento, fue contundente la reacción del público y de artistas y el tema se trató con la seriedad que amerita. No es capricho, no es moda, no es mentira. No se reconoce en igualdad de condiciones a las mujeres artistas.

Nuestra ciudad tiene espacios que de a poquito van demostrando que ese pensamiento del colectivo machista, es un prejuicio. Mujeres al griego o el GRL PWR son sólo una muestra, pero falta más. Mucho más. Cuando fue presentada la grilla de Cosquín Rock de 2020, el mismo Palazzo reconoció que se supera ampliamente el 30% que plantea la ley. Otro ejemplo a considerar es el del Festival La Nueva Generación. La edición 2019 se realizó el fin de semana pasado y aunque la grilla tenía mucha presencia femenino, hubo malestar. Y es que los caminos de la desigualdad de género son mucho más complejos y la encargada de exponer una muestra más de lo que sucede, esta vez, fue Miss Bolivia: “Muy lindo el festival, pero seguimos esperando que haya más mujeres en los escenarios principales y no que las manden a un galpón que explota de calor”, dijo la cantante en medio de su presentación.

Vamos avanzando, muy de a poco, por lo que el impulso de la ley es fundamental. Ahora será cuestión de esperar que se aplique, que se controle su aplicación y que se ejecuten las sanciones en caso de que no sea así.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*