√öltimo momento

Alberto Fern√°ndez presenta por fin la reforma judicial

El presidente lo har√° en un acto en la Rosada, donde estar√° acompa√Īado por el consejo asesor que analizar√° cambios en la Corte y el Consejo de la Magistratura.

Con una presentaci√≥n bien estudiada, que de no mediar inconvenientes se llevar√° a cabo en el Sal√≥n Blanco de la Casa Rosada, el gobierno presentar√° hoy el proyecto de ley de reforma de la Justicia, que buscar√° duplicar la cantidad de juzgados federales para terminar con la “actitud pendular” de los tribunales de Comodoro Py y formalizar√° a un consejo de juristas que asesorar√° al Ejecutivo en temas tales como la ampliaci√≥n la Corte Suprema y la modificaci√≥n del Consejo de la Magistratura, todos sensibles para este poder del Estado.

Justamente, ese cap√≠tulo de la ambiciosa reforma es la que hizo declinar la invitaci√≥n de Presidencia a los jefes de bloque parlamentarios de Juntos por el Cambio, la principal fuerza opositora, que rechaz√≥ esa iniciativa y hasta la vincul√≥ con cierta b√ļsqueda de “impunidad”.

Lo cierto es que el presidente Alberto Fern√°ndez presentar√° hoy a las 16 lo que considera una “necesaria” reforma de la Justicia junto a miembros del gabinete y referentes opositores que podr√°n seguir los anuncios por teleconferencia.

Estará junto al primer mandatario la ministra de Justicia, Marcela Losardo, quien se ocupó de desarrollar la propuesta legislativa junto al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

La iniciativa impulsada por el oficialismo propone ampliar de 12 a 46 los jueces federales para licuar el poder que detentan hasta ahora los magistrados de Comodoro Py, donde hay algunas vacantes, como la que dejar√° el jubilado Rodolfo Canicoba Corral. “Se van a incorporar los juzgados nacionales hoy con competencia en la Ciudad Aut√≥noma de Buenos Aires. Y adem√°s, los de la justicia federal de las provincias”, explic√≥ a este diario una alta fuente gubernamental consultada.

El proyecto tambi√©n impulsar√° el sistema de juicios por jurados -que hoy se aplica parcialmente en la Provincia- y su presentaci√≥n estar√° acompa√Īada por la formalizaci√≥n de los once miembros del Consejo Consultivo que asesorar√° al Presidente en el mejoramiento del servicio de justicia.

Entre los designados está la jueza de la Corte bonaerense, Hilda Kogan, la integrante del Supremo Tribunal de la Ciudad y fallida candidata macrista a la Procuración, Inés Weimberg de Roca, pero también dos nombres que generan polémica: el abogado de Cristina Kirchner, el reconocido penalista Carlos Beraldi y León Arslanian, ex integrante del juicio a las Juntas, pero reciente defensor del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray.

La idea original es que los juristas asesoren al Ejecutivo en la composici√≥n y competencias de la Corte Suprema, el funcionamiento del Consejo de la Magistratura y la implementaci√≥n del sistema acusatorio, esta √ļltima una enmienda que hab√≠a impulsado el macrismo.

Pese a que la idea es mejorar el servicio de justicia, la posible modificaci√≥n del m√°ximo tribunal llev√≥ a Juntos por el Cambio a rechazar el convite al considerar que “no es una prioridad para la ciudadan√≠a preocupada por angustias y carencias evidentes en materia econ√≥mica, social y de seguridad”, y asegurar que “la comisi√≥n de expertos (‚Ķ) tiene una mayor√≠a de integrantes con opini√≥n formada, que es la de sugerir una ampliaci√≥n de los miembros de la Corte Suprema y un funcionamiento del m√°ximo Tribunal en salas. El objetivo es claro: crear una instancia m√°s en el sistema de justicia penal federal, para seguir prolongando causas, para dictar nulidades, sobreseimientos, o cualquier otra resoluci√≥n judicial que garanticen impunidad”. Esta √ļltima acusaci√≥n refiere a la audaz versi√≥n que asegura que toda enmienda al m√°ximo tribunal buscar√≠a frenar una supuesta condena a la vicepresidenta Cristina Kirchner, si llegara a esa instancia alguna de las causas que hoy la tienen como procesada.

En el oficialismo, l√≥gicamente, rechazan esas suspicacias. Y una ex “enemiga” de Cristina, como la hoy influyente Vilma Ibarra, enfatiza que el proyecto busca dar una discusi√≥n, un debate para que se mejore el servicio de acceso a la justicia. “Fue una promesa de campa√Īa y ha sido un reclamo hist√≥rico en este pa√≠s. Queremos salir de esa justicia pendular que cuando est√° un gobierno investiga a los opositores y cuando llega otro se ocupa de los nuevos opositores. En este momento nosotros estamos en el gobierno y el Presidente tom√≥ la decisi√≥n de terminar con esta justicia pendular”, remarc√≥ la funcionaria.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*