√öltimo momento

Adelanto del libro de CFK: cinco personajes y cinco momentos

Qu√© dice sobre sus vacaciones con N√©stor, respecto al amor, la CGT, sobre la obra p√ļblica y su patrimonio.

Dentro del tremendo adelanto que dio este martes, Cristina Fern√°ndez se permiti√≥ difundir segmentos de ‚ÄúSinceramente‚ÄĚ, su libro que sale a la venta este viernes.

La expresidenta anticip√≥ la flamante novedad, guardada hasta √ļltimo momento, adem√°s de remarcar que ser√° presentado el 9 de mayo en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Lo que se dejó trascender, en frases

El día después

‚ÄúHubo una decisi√≥n m√≠a de retirarme porque sent√≠a que todo hab√≠a sido muy vertiginoso, tal vez demasiado intenso. Necesit√°bamos todos descansar: yo de los argentinos y los argentinos de m√≠”.

Mauricio Macri
‚ÄúSi alguien me pidiera que definiera a Mauricio Macri en una sola palabra, la √ļnica que se me ocurre es: caos. S√≠, Mauricio Macri es el caos y por eso creo firmemente que hay que volver a ordenar la Argentina”

El fracaso del Pro

‚ÄúMacri podr√≠a haber sido un capitalista exitoso, disciplinar al sector agroexportador con retenciones escalonadas y diferenciadas, pero eligi√≥ ser carancho del sistema financiero”.

Daniel Scioli

‚ÄúA punto de cerrarse las listas fue una tarde a verme a Olivos. Est√°bamos los dos solos. Le dije: ‚ÄėNo, Daniel. Nos van a atacar diciendo que yo quiero los fueros o, peor todav√≠a, que voy a ser tu comisaria pol√≠tica desde la C√°mara de Diputados?. Hoy, a la distancia, mientras escribo esto y veo los n√ļmeros de aquella elecci√≥n en primera y segunda vuelta, me pregunto: ¬ŅHubiera ayudado a cubrir la escasa diferencia de votos que tuvimos en el balotaje si iba como diputada?”.

Augurio

‚ÄúN√©stor me lo dijo: ‚ÄėTe van a perseguir a vos y a tus hijos‚Äô. No fue altisonante. Estaba serio y cuando le pregunt√©: ‚Äú¬ŅPor qu√© dec√≠s eso?”, enseguida cambi√≥ de conversaci√≥n. Fue en El Calafate. Lo que no puedo recordar es si fue durante la √ļltima semana que estuvimos juntos”.

El amor
‚ÄúEl amor es tener ganas de estar con el otro. Para escucharlo, para hablar, para lo que sea. A m√≠ me encantaba estar con √©l y a √©l conmigo. Siempre me dec√≠a: ‚ÄúDe lo √ļnico que nunca me aburr√≠ fue de vos”.

Vacaciones en Cariló

‚ÄúN√©stor, con sus diarios a cuesta Clar√≠n, La Naci√≥n, P√°gina 12, Cr√≥nica, √Āmbito Financiero, La Prensa, El D√≠ade La Plata? y todas las revistas que encontraba, se iba a una confiter√≠a y esperaba que yo volviera de hacer las compras tomando un caf√©. Por supuesto, me produc√≠a y arreglaba como si fuera a una fiesta: sombrero, anteojos de sol, pareo, etc√©tera, etc√©tera, etc√©tera? √Čl iba de remera, zapatillas, medias, short de ba√Īo y llevaba una gorrita con visera para atr√°s. Uno de esos d√≠as estaba sentado en la mesa con la pila de diarios y revistas y se acerc√≥ una se√Īora muy paqueta que le dijo: ‚Äú¬ŅMe da La Naci√≥n, por favor?”. Yo justo ven√≠a entrando y N√©stor le dijo: ‚ÄúNo, se√Īora, no puedo, son de la patroncita que ah√≠ viene”.

Eduardo Duhalde
‚ÄúTuvimos una discusi√≥n fuerte vinculada a la alianza electoral con Duhalde para enfrentar a Carlos Menem en las elecciones presidenciales en 2003. Yo no quer√≠a; insist√≠a en que era una losa que no √≠bamos a poder levantar. Sin embargo, N√©stor estaba convencido de que era una alianza necesaria. Trabajaba en todos los frentes para convencerme, tambi√©n en el familiar. Muchos a√Īos despu√©s M√°ximo me cont√≥ que un d√≠a, en R√≠o Gallegos, su padre lo hab√≠a invitado a dar una vuelta: ‚ÄėAcompa√Īame a ver unas obras‚Äô, le pidi√≥. Cuando se subieron al auto, con N√©stor al volante, le pregunt√≥: ‚Äú¬ŅVos cre√©s que los milicos tienen que ir presos por todo lo que hicieron?”. M√°ximo le contest√≥ que s√≠, que obvio, y entonces le hizo otra pregunta: ‚Äú¬ŅVos cre√©s que este pa√≠s necesita terminar con el tema de la deuda externa cr√≥nica y tener otra pol√≠tica econ√≥mica, que genere trabajo?”. M√°ximo le volvi√≥ a contestar que s√≠, que claro, y N√©stor le dijo: ‚ÄúBueno, entonces ayudame a convencer a tu vieja porque tenemos que cerrar con Duhalde. Si no, no ganamos”.

Patrimonio
‚ÄúNunca llegamos pobres a ning√ļn cargo en la funci√≥n p√ļblica. Y menos a la Presidencia de la Naci√≥n”.

La obra p√ļblica
‚ÄúNo puedo dejar de observar que las dos principales obras de la provincia, el aeropuerto internacional de El Calafate y el puerto de aguas profundas de Caleta Olivia, fueron realizadas por dos importantes contratistas de obra p√ļblica, con actuaci√≥n de larga data en la Rep√ļblica Argentina. Benito Roggio e Hijos comenz√≥ como empresa constructora en el a√Īo 1908 y ESUCO, de Carlos Wagner ex presidente de la C√°mara de la Construcci√≥n, en 1948. (?) Por eso resulta indignante y ofensivo a la inteligencia que en el a√Īo 2018, en el marco de lo que se conoce como ‚Äúla causa de las fotocopias de los cuadernos”, los due√Īos de empresas constructoras de obra p√ļblica con 110 a√Īos de antig√ľedad una y 70 la otra ‚Äúentre muchas otras” digan que reci√©n en el a√Īo 2004 tuvo que llegar el ministro de Planificaci√≥n Federal Julio De Vido para convocarlos y ense√Īarles c√≥mo cartelizarse en la obra p√ļblica cual ni√Īos en un jard√≠n de infantes. Rid√≠culo”.

Ping√ľino o ping√ľina
‚ÄúRecuerdo cuando me dijo: ‚ÄúPuedo ir yo de vuelta y despu√©s vos”. ‚ÄúNi loca”, le contest√©. Porque si yo era candidata luego de dos mandatos consecutivos de N√©stor, seguramente iban a decir: ‚ÄúPone a su mujer porque no puede ser reelecto.”
LA CGT
‚ÄúCuando recuerdo los cinco paros generales que hicieron durante mi √ļltimo mandato no puedo dejar de pensar que tambi√©n hubo un fuerte componente de g√©nero. Dig√°moslo con todas las letras: la CGT es una confederaci√≥n en la que no hay mujeres que conduzcan”.

Néstor y Jorge Bergoglio
‚ÄúEn el primer almuerzo, recuerdo que conversamos sobre N√©stor y yo le dije: ¬ŅSabe qu√© creo que pas√≥ entre ustedes, Jorge? Porque le digo Jorge cuando hablamos y no Su Santidad y √©l, obviamente, me dice Cristina”. En el fondo creo que la Argentina era un pa√≠s demasiado chico para ustedes dos juntos”.

El Papa Francisco y barrio Norte
‚ÄúAquellos d√≠as muchos habitantes de Barrio Norte y Recoleta, los barrios m√°s ricos de la ciudad de Buenos Aires, colgaron banderas vaticanas amarillas y blancas de los balcones para festejar la elecci√≥n de Bergoglio. Estoy segura que, en el primer momento, creyeron haber encontrado un nuevo l√≠der para luchar contra ‚Äúla yegua”. Cuando tom√≥ estado p√ļblico mi felicitaci√≥n y mi decisi√≥n de viajar a Roma, los festejos de la oposici√≥n se aplacaron. Fue incre√≠ble: lentamente iban desapareciendo las banderas. Estaba claro: a pesar de que hab√≠a habido tensiones, nunca nos entendieron ni a m√≠, ni a N√©stor y me parece que menos todav√≠a a Bergoglio. Guardaban la secreta esperanza de que Francisco, el nombre que eligi√≥ para su papado y que alud√≠a al nombre de San Francisco de As√≠s, el santo de los pobres, fuera un tenaz opositor a nuestro gobierno”.

Memor√°ndum
‚ÄúLa ilusi√≥n de firmar el Memor√°ndum e imaginar la fotograf√≠a del juez argentino a cargo de la causa sentado en Teher√°n tom√°ndole declaraci√≥n a los acusados iran√≠es fue, hoy lo puedo confirmar, una verdadera ingenuidad de nuestra parte, que nos hizo olvidar de los intereses geopol√≠ticos en pugna”.

Clarín
‚ÄúRecuerdo un d√≠a que, ya finalizada la sobremesa, √≠bamos caminando hacia la salida del comedor y Magnetto me dijo: ?No pueden sacar la reforma, la gente no est√° de acuerdo, la calle no est√° de acuerdo, hay mucha cr√≠tica y opini√≥n negativa?. Entonces le contest√©: ‚ÄúAy, H√©ctor -no le dec√≠a Magnetto, le dec√≠a H√©ctor-. ¬ŅLa calle? ¬ŅMe lo dice en serio? ¬ŅUsted cree que la calle sabe qu√© estamos discutiendo en el Senado? La calle ni siquiera sabe lo que es el Consejo de la Magistratura, son ustedes los que no est√°n de acuerdo, no la calle. Mire, pueden seguir sacando veinte mil editoriales y art√≠culos en mi contra que voy a seguir opinando lo mismo y votando lo mismo?”

Héctor Magnetto
‚Äú√Čl tiene un fuerte inter√©s por la pol√≠tica y no se trata solamente de un tema de lobby, para resguardar o mejorar sus intereses econ√≥micos, eso ser√≠a minimizarlo. Le interesa el poder de la pol√≠tica, el poder del sistema de decisiones, es decir el poder en sentido estricto y completo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*