Último momento

Abel Pintos en Alta Gracia, un amor “sin principio ni final”

El cantante bahiense fue la figura principal de la inauguración del Encuentro de Colectividades. En esta velada fueron representadas las delegaciones de Estados Unidos y Armenia en el escenario.

Abel Pintos fue la figura principal de una noche que enfatizó un año más el mensaje de unión de los pueblos, cada uno representado a través de la gastronomía y el baile en la 33ª edición del Encuentro Anual de las Colectividades de Alta Gracia.

Luego del acto protocolar, los versos del himno nacional sonaron en la voz de Luis Lima. A continuación hubo una bendición ecuménica y dio unas palabras el intendente Marcos Torres.

Inauguró la noche el ballet de la Escuela de Danzas Piruja Montoya y Los Moreno Gauchos con la canción “Todos somos pueblo” de Soledad Pastorutti.

El predio contó con 17 carpas gastronómicas y 11 culturales, que representaban a los países: Alemania, Países árabes-musulmanes, Argentina, Armenia, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, Venezuela, Irak, Italia, México, Paraguay, Polonia, Sudáfrica y Turquía. Cada una además ofrecía charlas informativas sobre la cultura de cada región.

El primer país en ser representado fue Estados Unidos con Urban Roots, un grupo de baile callejero bajo la dirección de Ariel Zambrano.

Siguieron las jóvenes bailarinas de la delegación armenia que, con sus trajes típicos de aquel pueblo del Cáucaso, realizaron una danza tradicional con elegancia y orgullo de sus raíces.

Siguieron Daniela Franceschini y Popi Palacios, artistas locales que subieron al escenario Milo Morcillo y cantaron “Algo tiene” y “Amor”.

“Somos artistas locales y estamos haciendo covers de pop”, explicó Popi Palacios, a quien posiblemente podamos ver en la próxima edición de La Voz Argentina.

La fiesta siguió con Natalia Torti, que cantó “Cuando muere el angelito” y “Quién te ha pedido perdón”.

“Ya son 13 años consecutivos participando en Colectividades, porque el festival confía en mí, para mí es un orgullo y un honor”, dijo en diálogo.

Con guitarras eléctricas tocaron algunas clásicas del folclore como “Guitarras de sal” y “Vidala para mi sombra”.

Incluyeron hacia el final de su presentación una batucada que dejó a todos saltando con alegría carnavalera.

“Estamos muy contentos el esfuerzo de la comisión para que haya artistas locales, se nota y nos enorgullece haber traído al escenario a la batucada”, expresó Pablo Albarracín, integrante del grupo.

Y del carnaval llegaron Los Trajinantes que tocaron algunos clásicos como “Mi abuela bailo la zamba”, “Llego el carnaval”, “Y que paso” y “Carpas salteñas” con sonidos del norte argentino.

Y finalmente la figura de la noche, Abel Pintos, entró y los dulces tonos de su voz interpretaron “Libertad” frente a un público eufórico que acompañó el canto desde el primer verso.

Con la tribuna completamente llena, tomó su guitarra y tocó “Siempre aquí te espero” y la audiencia se emocionó con el clásico coro.

Siguió con “Pájaro cantor” y “Aventura” en un show que lo tuvo más encendido que nunca, bailando y disfrutando de cada canción.

Agradeció repetidas veces a los presentes con gratitud y humildad y siguió con clásicos como “Oncemil” y “Cómo te extraño”, canción cuyo último verso hizo acapella acompañado solo por las voces de miles de almas eufóricas.

“Somos tú y yo, un bendecido con tu amor, y con tu luz que calma mi dolor”, cantó con los brazos en alto y mirando al cielo con lágrimas en los ojos.

Siguió con “Aprendiz” y “Sin principio ni final” y el público lo aplaudió de pié.

A continuación, invitó a Sebastián Garay, músico mendocino e íntimo amigo suyo, a cantar al escenario, donde compartieron la canción “La Flor Azul”.

Y al son de un piano de cola que se encontraba sobre el escenario sonó “Quiero cantar”, su último single que ya está entre sus canciones más escuchadas.

Luego de “Motivos”, siguió con algunos temas de tintes más rockeros como “El Alcatraz”.

El público no podía dejarlo ir sin pedir una más y Abel les concedió su deseo con su clásico “La llave”.

El cantante tuvo, antes de despedirse, un gesto al recordar a los presentes que tuvieran cuidado en las rutas.

“Quiero pedirles con mucho amor y mucho respeto, que cuando vayamos hacia donde vamos, tomemos esos caminos con calma. Los caminos no son tantos y nosotros somos miles”, bromeó y agregó: “Así que les pido ir con calma, nos quedan muchos conciertos por compartir en Alta Gracia y en otros lugares”.

El cantante cantó “A-Dios” y, cuando se encontraba entonando “Pensar en nada” de León Gieco, el audio de la canción empezó a fallar. Lejos de sentirse incomodado, Abel hizo señas a la zona de sonido para que quitaran la música y, a pesar de que su micrófono dejó de funcionar, terminó la canción acapella acompañado de un público que no quería dejarlo ir.

Los locutores retomaron la conducción y Abel se despidió, como siempre, con gratitud.

Se sumó a la conducción “Coki” Ramírez, a quien le cantaron el feliz cumpleaños. La cantante cordobesa cumplió 40 años en el escenario Milo Morcillo.

Siguieron Supercampeones, una banda de estudiantes de Villa María formado por un grupo de estudiantes de la universidad local que ya se consagraron en ShowMatch. Cuentan con varios videoclips en distintas plataformas digitales y estuvieron también en el Festival de Peñas 2016 y 2017.

Cantaron “Y voló voló”, de Rodrigo, además de “Yo no soy tu prisionero” y “Una cerveza”.

Se despidieron invitando a Natalia Jiménez, hija de “La Mona”, para cantar “La Huella” en modo acústico.

Y cerró la primera noche del Encuentro de Colectividades de Alta Gracia Paula Torres, con “I will always love you”, “Ahora” y un tema propio que incluyó bailarines: “Es tarde”.

La grilla para los próximos días

Jueves 6: Coky Ramírez, Andrés Clerc, Enzo Vergara, Cacho Buenaventura y Q´ Lokura.

Viernes 7: Estelares, La Bordona, Bruna Monti, Cristian Quiroga, Pablo Lobo, Martin y Mauri, Mala Specto.

Sábado 8: La Callejera, Los Del Suquía, Los 4 de Córdoba, 5 Sentidos, Darío Lazarte, Cristian Quiroga, Yaravi, Darío Cobo, Negro Juan y los 33 de Mano.

Domingo 9: Damián Córdoba, La Barra, el Negro Videla, y el humor de Camilo y Nardo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*